Pollo con patatas al ajo cabañíl

Pollo con patatas al ajo cabañíl

Si has visto mi receta del “cocido madrileño” recordarás que también se le conoce como la comida de los tres saltos o vuelcos porque son tres platos en uno solo, la sopa, las verduras con los garbanzos y por último la carne con fritada Pues bien, yo le añadiría dos platos más que se hacen con ciertas sobras.

El primero de ellos son las croquetas que se hacen con la carne sobrante, pollo, ternera, chorizo, etc… El segundo sería este plato típico de la Región de Murcia, el pollo con patatas al ajo cabañíl

Realmente no es una receta en si misma, sino una salsa especial que se puede combinar con muchos platos Veamos lo que dice la Wikipedia al respecto…

El ajo cabañil es una salsa emulsionada que se elabora machacando en un mortero unas cabezas de ajo mezclándolos con vinagre, agua y sal. Es una salsa muy popular en la cocina murciana. Se puede aplicar la salsa como guarnición de diversos platos que pueden ir desde patatas, hasta cárnicos como pueden ser chuletas. Con carnes de caza y asados, dando lugar a recetas como el conejo al ajo cabañil Algunos autores lo definen como una vinagreta con ajo. El nombre cabañil indica el posible origen pastoril del condimento.

Empecemos con esta variante ¿te parece bien?

Ingredientes para una ración:

  • Una pechuga de pollo sobrante del cocido de la comida
  • 2 patas medianas
  • 1/2 pastilla de caldo de pollo
  • Vinagre
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Agua

Preparativos:

  • Pela las patatas y trocéalas en cuadrados tipo medianos
  • En un mortero echa el ajo pelado y troceado, 1/2 pastilla de caldo de pollo y perejil troceado Machácalo bien todo y mézclalo
  • Añade un chorro generoso de vinagre y pon agua hasta un par de dedos por debajo del borde del mortero
  • Mézclalo bien todo y reserva
  • Trocea la pechuga de pollo en trozos medianos ayudado por una tijera

                     Paso 1                                 Paso 2                               Paso 3                          Paso 4

1º.- En una sarten mediana echa el majado que habías reservado y enciende el fuego y ponlo a medio gas
2º.- Añade la pechuga que ya tenias troceada Deja que empiece a hervir un poco y baja el fuego casi al mínimo
3º.- En otra sartén pon abundante aceite de girasol y frie las patatas
4º.- Una vez fritas las patatas agrégalas a la sarten donde se estaba cociendo la pechuga Mezcla bien las patatas con la salsa y déjalas 3-5 minutos para que absorban los sabores

Y aquí tienes el resultado final Un sencillo plato aprovechando las sobras del cocido del día anterior

¡¡¡ QUE APROVECHEEEEE !!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *