Recetas microondas

El Microondas

Consejos sobre cocinar con el microondas

Como funciona el horno microondasMicroondas

El funcionamiento es simple, el magnetrón produce ondas de alta frecuencia que son distribuidas en el interior del horno por un divisor de haz de ondas, de esta manera, se calientan los alimentos el tiempo programado por el usuario.

Estas ondas penetran entre 2 y 4 centímetros agitando las moléculas y provocando una fricción entre ellas al chocar entre si que produce calor permitiendo que el alimento se cocine.

Además de calentar, el microondas, descongela y hasta cocina
El Microondas cocina hasta en un 25% menos de tiempo, permite que los alimentos conserven su color, sabor, textura original, y la mayor cantidad de nutrientes (vitaminas y minerales), también significa limpiar menos, lo que nos proporciona más tiempo de calidad y útil. Aunque parezca increíble consume menos energía que por ejemplo una cocina eléctrica pues cocina en menos tiempo “quien guisa con un horno de estos economiza mucho tiempo”. Aquí puedes acceder a las recetas que iremos preparando con el Microondas. Cocinando con Microondas

Los alimentos son más sanos pues necesitan mucha menos grasa, rebajando así las calorías que engordan, lo que permite alimentos con mayor calidad.

Descongelación en el Horno de Microondas
Saque los alimentos de su envoltura antes de descongelarlos. No use bandejas de espuma plástica ni envolturas de plástico porque no están hechas para resistir temperaturas altas. Si estos materiales llegan a derretirse o dañarse, podrían mezclarse elementos químicos dañinos con los alimentos.

 Recipientes y Envolturas
Use sólo recipientes que hayan sido fabricados especialmente para ser usados en los hornos de microondas. Los recipientes de vidrio, de cerámica y toda clase de plásticos, deberán llevar una etiqueta que diga que pueden usarse en los hornos de microondas.

Los recipientes de plástico que contienen margarina, crema batida, comidas para llevar de los restaurantes, y otros recipientes que están hechos para utilizarse una sola vez, no se deben de usar en los hornos de microondas.

Pasos básicos para la excelente utilización del horno microondas

Conozca bien las especificaciones de su microondas, lea detenidamente el manual para que sepa cuál es su velocidad máxima, la forma de hornear, lo que le ofrece como ayuda, todas las marcas de hornos son diferentes y ofrecen cosas diferentes.

Si su horno está al alcance de los niños, mantén dentro un vaso con agua, por si tocan una tecla y se enciende no sufra ningún daño.

Cuando este sucio, enciéndalo en la máxima potencias con un vaso de agua durante tres minutos, dejándolo reposar tres minutos y luego con un paño seco y limpio, limpie las paredes del vapor que habrá desprendido residuos de salpicaduras.

Tape los alimentos que meta dentro del microondas, así evitara que al hervir salpique las paredes. Utilice solo recipientes aptos para microondas, de plástico o vidrio y hasta madera siempre que no tengan nada metálico, como dibujos o bordes. Evita el barro porque no se da muy bien con el horno pues la mayoría de las veces poseen partículas mínimas de minerales o metales.

Cuando opere el microondas asegúrese que este bien cerrado, aunque ahora las compañías que los hacen pusieron medidas de seguridad que no permiten que este se encienda si no está herméticamente cerrado.

Utiliza preferiblemente recipientes redondos pues estos permiten una cocción de los alimentos más uniforme.

Qué se puede cocinar con el microondas
Con el microondas se pueden hacer infinidad de elaboraciones, técnicas y cocciones: hervir verdura, pasta o pescados, cocer guisos, gratinar, dorar, cocinar los alimentos en su propio jugos, hacer salsas o cremas, ablandar fruta, confitar setas, fundir chocolate, caramelo, atemperar la mantequilla y un largo etcétera.

Cinco ventajas de cocinar con el microondas

  • Es más rápido que el horno clásico.
  • Es más limpio que hervir o freír (y no necesita tanto aceite).
  • Preserva los nutrientes naturales de los alimentos.
  • Se adapta bien a las necesidades de las familias urbanas modernas.
  • Es un método sano y bajo en grasas porque los alimentos se cocinan en su propio jugo.

Cómo cocinar cada alimento con el microondas
Microondas VerdurasVerduras: te quedarán como si las hubieses hecho al vapor, si las humedeces y las tapas de forma casi hermética. Las verduras cocinadas al micro conservarán las vitaminas y minerales naturales, su color original y todo su sabor.

Microondas PescadosPescados: este es otro alimento que necesita poco tiempo para su cocinado. Según Gil de Antuñano, el pescado es uno de los productos que mejor se hace en este electrodoméstico, manteniendo todo su sabor y su textura. Si te gustan que queden dorados, deberás utilizar la función ‘grill’ de tu microondas.

Microondas carnesCarne: no es de las recetas que mejor quedan, ya que necesitan un poco de ayuda externa. Si quieres hacer un guiso de carne, deberás dorar primero los trozos en una sartén para añadirlos después, con su propio jugo en el micro. Ahora sí, conseguirás que se cueza sin problemas.

Microondas HuevosHuevos: con el microondas puedes hacerlos poché, duros, revueltos o en tortilla. Sácalos antes de la nevera para que estén a temperatura ambiente y no tarden tanto tiempo en cocinarse. Si te gustan más bien blandos, recuerda que debes pincharles la yema antes de calentarlos, porque podrían reventar. Déjalos más tiempo si los quieres duros. Para hacerlos revueltos solo tienes que cascarlos, batirlos y meterlos en el microondas. Páralos cada poco tiempo para removerlos y sácalos antes de que estén hechos. Ten en cuenta que las microondas siguen actuando entre dos y tres minutos después de haberlo parado. Para hacer tortillas de patatas es necesario añadir una cucharadita de agua por huevo y cuajarlas con la función grill.

Microondas PatatasPatatas: obtén un efecto de asado con solo lavarlas, y sin quitarles la piel, pínchalas y cuécelas en el micro entre seis y ocho minutos (según el tamaño de la patata) a máxima potencia. También puedes meterlas en un recipiente y taparlo con film un poco agujereado. Cuando estén a tu gusto, salpimiéntalas y alíñalas con aceite de oliva. Lo mismo ocurre si quieres hacer manzanas asadas, quedan al punto perfecto gracias al efecto del vapor. Si te encantan las patatas a lo pobre, córtalas en láminas, sigue el mismo proceso y dóralas con el grill en el último momento.

Microondas LegumbresLegumbres: con un microondas también puedes hacer un tradicional guiso de la abuela que te calentará en los fríos días de invierno. Compra las legumbres ya cocidas y añádeles un sofrito (que habrás hecho previamente), jamón, chorizo o verduras según la receta y listo.

Microondas SopasSopas: es una de las recetas estrella para hacer en el microondas. Añádele los vegetales, la carne o tus ingredientes preferidos, el agua que indique la receta y dale a la rueda. Lo único que, al terminar, seguramente tendrás que añadir más agua, ya que el líquido suele quedar muy concentrado.

Microondas ArrozArroz: lávalo, pon el doble de arroz que de agua, unas hojitas de laurel, una cucharadita de aceite y sal. Asegúrate de que el recipiente es lo suficientemente grande como para que quepa el arroz una vez hecho. Remueve bien, tápalo y mételo entre nueve y 20 minutos según la potencia de tu microondas y la cantidad de arroz. Una vez hecho, déjalo reposar unos minutos.

Microondas PastaPasta: se cuece de forma rápida en pocos minutos y también puedes aprovecharlo para hacer la salsas.
Aquí hay que tener muy en cuenta los tiempos que marque cada receta.

Microondas PostresPostres: en este electrodoméstico puedes hacer bizcochos, natillas, flanes, cremas pasteleras y compotas. Haz los bizcochos y los flanes en un molde de corona o alargado y rectangular para que la masa quede del mismo grosor. Las cremas y natillas quedan perfectas con solo seguir las instrucciones del recetario, eso sí, hazlas a bajas temperaturas y páralas para remover de vez en cuando. Con las compotas, solo te hace faltar pelar y cortar la fruta, añadirle azúcar y hacerlas en una cocción lenta.

Trucos con microondas

  • Para sacar más zumo de los cítricos, introduce un limón o una naranja durante 15 segundos en el microondas y al sacarlos obtendrás más cantidad de jugo.
  • Para no llorar cortando cebollas, mételas peladas durante 20 segundos en el microondas y después córtalas. Comprobarás que ya no llorarás como a la manera tradicional.
  • Para pelar ajos más fácilmente, échalos en un recipiente apto para el microondas y después 15 segundos dentro la piel se desprenderá con mayor facilidad.
  • Para pelar verduras con mayor facilidad, por ejemplo, tomates, córtalos por la mitad y colócalos boca abajo para meterlos en el micro durante 5 minutos. Verás cómo la piel se desprende sin ninguna dificultad. Sirve igual para calabacines, calabaza, etc.
  • Ahorra el tiempo de remojo para las legumbres: introdúcelas en un recipiente apto para microondas, cubre con agua, añade un poco de bicarbonato y calienta en el microondas durante unos 10 minutos. Sácalas y deja reposar unos 40 minutos antes de cocinarlas.
  • Prepara aceites aromáticos introduciendo en el micro durante tan solo unos segundos una taza con aceite y las hierbas y/o especias que más te gusten.
  • Si quieres calentar pan en el micro deberás ponerlo poco tiempo y meter junto a él un vaso con un poco de agua. Si está duro, envuélvelo con un paño de cocina ligeramente húmedo.
  • Para recuperar el crujiente de galletas blandas tan solo tendrás que introducirlas durante 30 segundos a potencia máxima dentro del microondas.
  • Si quieres preparar un puré de patata en menos tiempo, echa unas patatas peladas y troceadas en un bol, cubre con papel film y cocina 8-9 minutos a máxima potencia en el micro. Comprueba que están blandas para triturarlas y hacer tu puré.
  • Para tostar frutos secos tan solo tendrás que ponerlos bien separados en un plato e ir calentando en intervalos de 1 minuto removiéndolos de vez en cuando hasta que estén tostados y crujientes.
  • Para conservar hierbas frescas podemos secarlas poniéndolas en un plato, las tapamos con papel film y las metemos 1 minutos en el microondas. Consérvalas en tarros de cristal.

Para ablandar la miel cristalizada es tan sencillo como quitar la tapa y meter el tarro de cristal en el micro entre 30 y 40 segundos.

 

 

 

image_print
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.