Pulpo a feira

Pulpo a feira o a la gallega

Pulpo a feira o a la gallega

El pulpo a la gallega (denominado como Polpo á feira o Pulpo á feira) es un plato tradicional de Galicia, y básico en su gastronomía, aunque su consumo se ha generalizado por toda España.

Más de un millón de referencias me aparecieron al buscar recetas de este plato Algunas hasta me hicieron reír, pues aconsejaban, antes de cocerlo, darle de yoyas al pobre bicho, es decir, darle una paliza para ablandarlo. Para conseguir ese punto ideal para cocerlo, lo congelé durante una semana, así se consigue se las fibras musculares de los tentáculos se rompan por la acción del frío, lo que hará que al cocerlo, salgan en su punto, ni blando ni duro.

¿Empezamos?

Ingredientes:

  • 1/2 pulpo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 hojas de laurel
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce

Preparativos: Cuando compré los dos pulpos frescos, lo primero que hice fue limpiarlos bien y congelarlos en dos bolsas por separado. También puedes pedirle a tu pescatero o pescadero que te lo limpie él. Como solo nos gusta este manjar a dos personas en la casa, opté por cortarlo por la mitad, reservando las otras 4 patas en nevera para hacerlo al día siguiente con otra receta, pulpo a la Murciana.

                               Paso 1                                       Paso 2                                       Paso 3

1º.- Prepara una olla amplia con abundante agua, echa la cebolla entera y las dos hojas de laurel. Cuando empiece a hervir, espera un par de minutos para que el agua coja el sabor de ambos productos
2º.- Pasados esos minutos, coge el pulpo con algún gancho o utensilio para poder “asustarlo”. Cuando empiece a hervir, mételo en el agua, tenlo 5 segundos y sácalo, 5 segundos fuera del agua y otros 5 dentro,, así hasta tres veces. A este proceso se le conoce con el nombre de “asustar al pulpo”. Según los expertos, con este sistema lograremos que, cuando manipulemos el pulpo, no se le caiga la piel.  Cuando lo metas por última vez, y vuelva a hervir el agua, baja el fuego hasta la mitad y deja que cueza. Lo normal es que un pulpo que oscile entre los 1,80 Kg. – 2,00 kg. , con 25-30 minutos baste.
3º.- Pasados 30 minutos y ayudado con palillo largo, de los usados para los pinchos morunos, comprueba como va el bicho Si el palillo traspasa la parte gruesa de la pata con facilidad, ya lo tienes cocido, si no, dale unos minutos más cocción hasta que lo tengas listo.

                              Paso 4                                            Paso 5                                          Paso 6
4º.- Retira la olla del fuego y deja que repose durante 15 minutos.
5º.- Sácalo de la cazuela y ponlo en un plato amplio y separa las patas El agua no la tires, ya que la usa para cocer 2-3 patatas medianas y luego servirlas junto con el pulpo, si es que quieres presentarlo así.
6º.- Corta los tentáculos con un grosor de 2 cm más o menos y ponlos sobre un plato, preferiblemente de madrea, como el que ves en la foto Échale sal gorda, importante, sal gorda repito, espolvorea pimentón dulce o picante, según gustos y por último riégalo con aceite de oliva virgen extra

Sugerencia. Si quieres poner el pulpo sobre una cama de patatas cocidas, que también se puede servir así, cuécelas en el mismo agua que habías cocido el pulpo. Con 20 minutos bastará.

Pulpo a feiraY aquí tienes el resultado final Un exquisito pulpo a la gallega

La verdad es que tenía pánico por hacer este plato ya que si no está cocido en su punto, no hay quien se lo coma, pero acerté de pleno Fue un aperitivo de auténtico lujoooo

¡¡¡ QUE APROVECHEEEE !!!

NOTA; Puedes dejar tus comentarios con la opinión que desees Gracias

image_print
Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.