Por Mis Comidas
Conserva de tomate casera

Conserva de tomate natural casera

Cuando era un crío, solía ayudar a mi tía Tere, hermana de mi padre, a embotar conservas caseras, y entre ellas, la que más me gustaba era el tomate natural. Una vez terminado todo el proceso, solíamos embotar entre 40 y 50 tarros de kilo. En esta ocasión sólo haré kilo y 1/2 que es lo que necesitaré para preparar esta noche un bacalo a la Riojana que quitará el hipo. ¿Empezamos?

Preparativos.El primer paso será limpiarlos y pelarlos y para ello te sugiero que veas la sección de cómo pelar tomates En este caso empezaré directamente con los tomates una vez pelados Como verás a continuación, el proceso de envasado y conservación es muy sencillo Empecemos

IngredienteConserva de tomates

  • 1 1/2 kilo de tomates muy muy muy maduros

 

 

Conserva de tomates 1
1º.- Una vez que tengas los tomates perfectamente pelados sigue con el siguiente paso
2º.- Coge los tarros que vayas a usar y esterilízalos primero manteniéndolos en agua hirviendo durante unos 10 minutos. Sécalos bien, llénalos hasta casi el borde y ciérralos con su tapa
3º.- Una vez cerrados bien todos los tarros ponlos en la olla Echa agua hasta que los sobrepases 2 o 3 dedos como mínimo.
4º.- Enciende el fuego y cuando empiece a hervir baja un poco el fuego durante 10 minutos . Pasado ese tiempo, sácalos y deja que se enfríen

Conserva de tomates 2Y una vez que se hayan enfriado los tarros ya tienes tu conserva de tomate natural. Así de fácil

Los botes tienen un peso neto entre 200 y 230 gr. cada uno



NOTA: Te quedaría muy agradecido si nos das tu opinión sobre esta receta Gracias