Por Mis Comidas
Almejas al ajillo

Almejas al ajillo

La noche del 1 de julio, víspera de nuestro matrimonio, quise celebrarlo con una cena muy especial, Almejas al ajillo
Además de ser una receta muy muy fácil de elaborar, resultó especialmente sabrosa
No se que resultó mas sencillo, si los ingredientes o la ejecución de la receta en sí, y si tenemos en cuenta que la malla de almejas solo nos costó 7,50 €, además fue económica
Al margen de este hecho anecdótico, es nuestro deseo dedicar la receta a Cristóbal y sus hijos Martyna y Emil, residentes en Madrid y fieles seguidores de nuestra web Gracias familia

Empecemos pues

Ingredientes para 2 personas:

  • Una malla de almejas naturales, unos 300 gr.
  • 2 dientes de ajos
  • Perejil picado muy fino
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva

 

   

                                         Paso 1                             Paso 2                                Paso 3
1º.- Antes de empezar con la receta, hay que poner las almejas a remojo en agua con sal un par de horas antes de usarlas Asi lograremos que suelten toda la arenilla que puedan llevar dentro y al comerlas resulten más sabrosas si cabe
2º.- En una sartén amplia, echa un buen chorro de aceite de oliva y los dos ajos laminados Añade también una cayena Deja que los ajos se doren un poco, pero sin quemarse y retira la cayena Así lograremos que el aceite se aromatice con los ajos y coja un saborcito picante muy agradable, sin pasarnos
3º.- A continuación añade las almejas, que previamente habrás escurrido

   

                                                              Paso 4                                Paso 5
4º.- Echa el medio vaso de vino blanco y sube un poco el fuego durante unos 5 minutos, para ayudar a que se evapore el alcohol
5º.- Espolvorea el perejil bien picado, tapa la sartén con una tapadera para ayudar a que se cuezan bien las almejas y en cuestión de 5 minutos más, estarán listas para ser degustadas

Almejas al ajilloPor supuesto que la cena resulto todo un éxito Como no podía ser de otra forma, nos tomamos una botellita de vino blanco bien frío

Tenía ese picor justo, gracias a que saqué la cayena a tiempo Tened siempre una norma a la hora de usar picante, y es que JAMAS mate el sabor del ingrediente principal

¡¡¡ QUE APROVECHEEE !!!

NOTA: Nos gustaría conocer tu opinión sobre esta receta Gracias

 

image_print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *