Salsa a la mostaza

Salsa a la mostaza

Salsa a la mostaza

La denominación de mostaza, tal y como se conoce hoy en día, aparece por primera vez en Francia posiblemente hacia el año 1220 de una derivación de la palabra latina “mustum” y la primera constancia registrada del nombre asociado al condimento es: ‘moutarde’ y se sospecha que provenga del latín vulgar ‘mustum ardens’ (mosto ardiente) por tener los romanos la costumbre de añadir, o diluir, granos de mostaza en el zumo de la uva (mosto). Casi en la misma época aparece registrado en castellano con el nombre de mostaza y en Italia con el de mostarda. Las semillas de mostaza están relacionadas desde varios enfoques religiosos como las semillas de fe y de abundancia. Esta semilla se nombra como algo muy pequeño que se multiplica y simboliza la abundancia y el fenómeno de la multiplicidad.

Esta información la he sacado de wikipedia y si deseas ampliar tus conocimientos sobre esta sabrosa salsa pulsa aquí También hallé, buscando por la red, una información ampliada sobre la mostaza que puede ser de tu interés Se trata de un amplio artículo de Carlos Azcoytia dedicado a esta especia titulado Breve historia de la mostaza

Se trata de una salsa que puede darte mucho juego a la hora de acompañar algunos platos, en especial carnes La que aquí te presento la usé como aderezo de unas abondigas caseras y ni te imaginas como quedaron

Te va a resultar muy sencillo prepararla y te asombrará su sabor. ¿Empezamos?

Ingredientes:

  • Una cebolla mediana
  • Una cucharada sopera de mantequilla
  • Una yema de huevo
  • Un vaso pequeño de vino blanco
  • Una cucharada de buena mostaza
  • Pimienta negra molida
  • Una de cucharadas de harina
  • Aceite de oliva y sal

 

                                Paso 1                                       Paso 2                                        Paso 3

1.- En una sartén amplia echa un chorretón de aceite de oliva y cuando esté caliente pon la cebolla que previamente habrás troceado muy fina
2.- Una vez pochada la cebolla, añade 2 cucharadas de harina y remueve con la cuchara de madera hasta conseguir que se disuelva e integren todos los ingredientes
3.- Cuando notes que la salsa está homogénea añade un vaso de vino blanco y sigue dandole a la cuchara Sube el fuego para ayudar a que se evapore mejor el alcohol

                          Paso 4                                              Paso 5                                             Paso 5

4.– Cuando se haya disuelto el alcohol echa una cucharada sopera de moztaza En este caso use mostaza de Dijon pero también puedes usar una más corriente Y sigue removiendo con la cuchara de madera
5.- Cuando se haya disuelto la mostaza echa la cucharada de mantequilla en porciones, como ves en la imagen, ya que así se disolverá mejor
6.- Y el toque final Echa la yema de un huevo y remuévelo todo bien hasta lograr una salsa homogénea

  7.- Opcionalmente puedes pasar la salsa por la batidora y añadirle un brick de nada Con ello lograrás que no haya rastro de la cebolla y un sabor mas suave

 

 

Y aquí tienes el resultado final Una salsa a la mostaza suave y muy sabrosa

 

En esta ocasión la use para aderezar unos filetes de lomo con patatas fritas que quedaron muy sabrosos

¡¡Pruébalo y te sorprenderás !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *